El 30 de noviembre se celebra St Andrew’s Day, el día nacional de Escocia, una jornada en homenaje a las tradiciones, la cultura y la herencia escocesa.

¿Por qué se celebra en el día de San Andrés? En el Instituto Chileno Británico de Cultura de Viña del Mar te contamos por qué.

San Andrés es el santo patrón de Escocia. Era un pescador de Betesda, localidad al norte de la actual Israel, hermano menor de San Pedro y el primero de los doce apósteles de Jesús de Nazaret en ser llamado. Predicó el Evangelio alrededor del Mar Negro y del Mediterráneo, siendo nombrado más tarde como el primer obispo de Bizancio. Según la historia, el martirio de San Andrés ocurrió el 30 de noviembre del año 60 en la ciudad griega de Patras, por orden del gobernador romano Egeas, cuando cruelmente fue amarrado a una cruz en forma de equís (X) sin llegar a crucificarlo, para que así tardara más en morir. Sus restos permanecieron en Patras, luego fueron trasladados a Constantinopla y luego a Amalfi en el sur de Italia.

Fue entonces cuando san Régulo, quien cuidaba de las reliquias del santo, tuvo una visión y decidió que para preservar mejor sus restos, habían que trasladarlas “al final del mundo”. Comenzó así un viaje hacia el norte, que se vio interrumpido cuando el barco que transportaba los restos del santo naufragó en la costa oriental de Escocia. Fue en el asentamiento que hoy en día ocupa la ciudad de Saint Andrews. Sin haber predicado nunca en dicho país, el santo llegó para tener un rol que jamás él pudo imaginar.

Una noche del año 832, antes de una batalla contra los anglos, el santo se apareció al rey Picyo Angus II y le anunció que vencería. A la mañana siguiente, en el campo de batalla, una cruz blanco en forma de X surcó el cielo azul, y los Pictos, alentados por lo que consideraron una señal, resultaron victoriosos. Tras ese episodio, la cruz se volvió en el símbolo nacional de Escocia e inspiró su emblemática bandera, The Saltire, o la Cruz de San Andrés, formada por una cruz de aspa blanca sobre un fondo azul. En 1320, se reconoció por primera vez a San Andrés como santo patrón de Escocia, y la ciudad de Saint Andrews, donde se conservaban las reliquias, se convirtió en lugar de peregrinaje. Por desgracia, las reliquias se destruyeron durante la Reforma Escocesa. Pero, en 1879, el arzobispo de Amalfi obsequió a Escocia una nueva reliquia, que hoy en día se puede visitar en la catedral de St. Mary, en Edimburgo.

Conoce la historia animada de Saint Andrew

.

¿Y cómo se celebra St. Andrew’s Day en Escocia?

En Escocia, desde hace unos años, el día de St. Andrew es un bank holiday, es decir, un feriado nacional. Algunos museos y atracciones ofrecen entrada gratuita, en Edimburgo, Glasgow y otras localidades se organizan actividades culturales, la gente se reúne para bailar. Además, en esta fecha se inaugura la temporada de festivales invernales, sirviendo de preludio a otras fechas importantes como el Hogmanay, el fin de año escocés o la Noche de Burns.

St. Andrew ICBC Scotland